"EN ALGUN LUGAR, BAJO LA LLUVIA, SIEMPRE HABRA UN PERRO ABANDONADO QUE ME IMPEDIRA SER FELIZ" Jean Anouilh

PUBLICIDAD MOLESTA.

No sé por qué razón, al entrar en mi blog y comenzar a sonar la música, se escucha la publicidad de YouTube, antes de la canción. No consigo resolverlo. Lo siento, sé que es muy molesto. Si esto ocurre, haz click en la flecha de la derecha del reproductor y pasa a la siguiente canción. Ya entonces, puedes retroceder a la canción primera, evitando esa publicidad. ¡O eso espero! Gracias.

sábado, 13 de mayo de 2017

Monica Bellucci por Ellen von Unwerth


Siempre es un placer contemplar a Monica Bellucci y estas fotos, con el estilo inconfundible de Ellen von Unwerth para Madame Figaro, mostrándonos a una desconcertante Bellucci inusualmente rubia, y recordando inevitablemente a La dolce vita, añaden un visión de ella digna de aplaudir. Disfrutenlas.














viernes, 28 de abril de 2017

Bailando. Y algunas otras cosas. Es decir, un nuevo tótum revolútum


He escuchado mucha música en mi vida. Siempre he disfrutado de ella y siempre lo haré. Incluso muchas veces he pensado lo diferente que sería todo, mis días y mi propia historia, sin la música. Recuerdo siendo muy joven, cuando iva con mis amigos a la disco muchas noches; entrabamos cuando abrían, me tomaba mi copa mientras el local se iba llenando y una vez animado por esa copa y la música, salía a la pista a bailar sin parar, salvo para ir al baño o fumar un cigarrillo, hasta que cerraban y nos echaban. Horas de baile, mientras los demás parecían más interesados en ligar con alguien. Yo debo de haber sido tonto o tal vez, la música y el baile hacía que lo demás me resultara secundario y al final, compensar menos que bailar y bailar. Luego mis amigos me contaban que yo había ligado, aunque sin haberme enterado. Ya he dicho que debo de haber sido tonto. Guapo y tonto.




La última vez que pisé una discoteca, no recuerdo ni cuando fué, pero muchos años después siendo ya mayor y todo me resultó bastante aburrido e incluso molesto, al cabo de media hora. La música, salvo alguna excepción, no me invitaba a bailar en la pista. Era muy diferente a mis años de juventud. Pero en aquella época, ¿quién se habría resistido a bailar con Bowie, Blondie, Grace Jones, Donna Summer, Gloria Gaynor y demás estrellas de la música de esos años? Yo no. Recuerdo sudar a mares con el I Feel Love de precisamente Donna Summer.




Y también cantar a voz en grito el estribillo, que me encantaba: "I feel loooooove...". ¡Que tiempos! (Esto ha sonado como de abuela, lo sé).

En el baño es donde escucho música ahora, mientras me corto el pelo, me ducho, afeito y hago todo eso que se hace en el baño por las mañanas. Escucho CD's de música muy diversa, como mis gustos. Ahora llevo unos días bailando en dicho baño, aunque a mis años, corro el riesgo de romperme algo, pues el descontrol del baile hace que en un espacio reducido para evolucionar correctamente, me haga también perder el equilibrio.


La única manera de que se resuelvan la mayoría de nuestros
problemas, es bailando.


Mis piernas tampoco son ya lo que eran, pero no lo puedo evitar, bailo por las mañanas. Además, como nadie me ve, bailo relajado. O casi relajado, pues a veces pienso que alguien me mira y me entra una irracional y estúpida timidez. Estos días escucho el CD Caracal, de Disclosure y cuanto más lo escucho, más me gusta y más bailo.




Eso hace que por culpa de la música, el tiempo de mi estancia en el baño casi se duplique, pero ya he dicho que siempre disfruto mucho de las canciones que me gustan. Aunque he de admirar el hecho de que la música me haga bailar hoy en día, teniendo yo el ánimo bastante por los suelos. Me admiro a mí mismo.




Hace dos días, viajaba en metro y un hombre ruso estuvo interpretando canciones con su guitarra eléctrica dentro del vagón, durante todo mi viaje. Me llamó la atención conocer cada una de todas esas canciones, sus títulos e incluso el estribillo y algunas líneas de todas ellas, mientras yo las cantaba mentalmente. Y me habría puesto a cantar junto a él, si lo mío fuera cantar, pero no lo hago bien, mire usted. Mi hermano dice que no tengo oído, cosa que no es cierta. Yo siempre digo que lo que no tengo es garganta. Si no tuviera oído, no reconocería cuando una canción no es la versión original, pues no está cantada igual o los arreglos son diferentes, aunque el cantante sea el mismo. Durante el viaje en metro, fueron sonando, Summer in the City, All my Lovin', Mr. Sandman, Penny Lane y algunas más que ahora no recuerdo. El hecho de reconocerlas todas e incluso sus títulos, me hizo pensar en la mucha música que he escuchado en mi vida. Y que gran parte de la actual, no me interese lo más mínimo. Puede que eso signifique que me hago viejo y pronto diga cosas como: "¡En mis tiempos la música sí que era bonita!" (Otra vez lo de la abuela). Y cuando digo pronto, quiero decir pasado mañana.




Viajando en metro, precisamente, me doy cuenta de que la gente en general, tiene un semblante triste, yo incluído. Supongo que todos tenemos problemas, preocupaciones y angustias y se nos refleja en la cara y en la actitud. También parecen muy cansados y todos pierden el culo al entrar en el vagón, para coger un asiento. Yo casi siempre permanezco de pie, aunque se me doblen las rodillas de agotamiento y por el reúma, pues más tarde o temprano, cedo el sitio a alguna señora o señor y ello me impide seguir sentado. Aunque muchas veces pienso que es posible que sus piernas estén en mejor forma que las mías, como cuando veo a algunos ancianos corriendo por el parque, en sus pantaloncillos cortos. No puedo evitar insultarles mentalmente por la envidia que siento al contemplarles, cuando yo soy casi incapaz de correr unos metros para cruzar una calle, aunque por la mañana haya bailado en el baño.


Este soy yo... pongamos que dentro de tres meses


Hace poco, precisamente, presencié una situación para mí muy violenta. Una mujer entró en el vagón y un señor le pidió a un chico joven que se levantara para cederle el asiento a la señora. La cuestión es que el chico era negro y se quedó mirando al hombre unos instantes sin decir nada, mientras, alguien se levantó y cedió su asiento a la señora. El hombre insistió en decirle al chico que cuando una mujer o persona mayor entra en el vagón... etc. etc. Al final, el chico abrió la boca y le dijo, lleno de razón: "¿Por qué me lo dices precisamente a mí? Hay más chicos sentados y tú solo me lo has dicho a mí". Todo el mundo observaba la escena en silencio y el hombre se puso un tanto nervioso, mientras le decía que se lo podía haber dicho a cualquiera, pero él estaba al lado y que si le había ofendido, que le perdonara... etc. etc. Obviamente el chico tenía razones para ofenderse. ¿Entra una mujer al vagón y le pides al chico negro que tienes enfrente, al lado de otro chico blanco, que se levante? Muy poco afortunado. Y cualquiera puede pensar lo inevitable. Presenciar este tipo de cosas, me pone muy nervioso e incómodo y quisiera desaparecer.




Yo soy incapaz de llamar la atención a nadie, aunque mi aspecto llame la atención de la gente en el metro. Sí, señoras y señores, la gente me mira en el metro. Yo no comprendo bien la razón, aunque mi hermano insiste que es por mi pinta. ¿¡Mi pinta!? ¿Qué pinta? Yo me veo normal, considerando como creo que debo vestirme, pero la gente me mira. Sé que no es por mi belleza, pues esa época de joven guapo ya pasó. No me han vuelto a tocar el culo en un vagón, ni a seguirme por pasillos y andenes, desde hace años, por lo que no es por guapo ni  deseable, para mi desgracia.




¡Mi pinta, dice! Para tratar de arreglarlo, Oliver luego añade que parezco un sartorialista, que no me falta un detalle en mi indumentaria y por eso me miran. Por mi estilo personal. ¿Mi estilo personal, con lo pobre que soy? ¿Se puede tener estilo y ser muy pobre a la vez? Supongo que sí, aunque me extraña en mi caso. Fuimos Oliver y yo a un asunto del piso nuevo que le concedió a él, por varios motivos, el ayuntamiento y estando ya en el lugar, me dí cuenta de que mi aspecto era más bien el de ir a comprar, pagando al contado, un ático de 400 metros en el barrio de Salamanca y con vistas al Retiro. No por llevar ropa cara, pues todo lo que tengo es como de baratillo, pero se me veía demasiado arreglado, entre la gente del lugar, yo todo en negro, con americana y mi pañuelo de calaveras de McQueen al cuello. Sí, ya sé, que eso no suena muy de baratillo, pero fue una ganga de eBay de hace ya tiempo y seguramente, más falso que Judas, aunque no lo parece.





Y hace dos años, en el funeral de mi hermano mayor, me vestí de manera discreta y sobria, según me sentía y pensé que era adecuado. Una chaqueta muy cerrada negra, skinny jeans negros, martens negras, gafas negras, un pañuelo negro con unos bonitos motivos blancos, al cuello... Mis familiares me miraron al entrar en el tanatorio, tardando en reconocerme. Luego me enteré, por un primo, que me miraban preguntándose quien era, "tan arreglado" y que parecía "una estrella de cine" (!!!?). Teniendo en cuenta que todos iban vestidos de forma muy común y llenos de colorines, lo cual no me parece mal, yo, todo de negro, debía llamar la atención de forma inevitable. Como nunca voy a bautizos, comuniones, bodas o funerales, pensé que era lo correcto. En el cine siempre veo que en los funerales la gente se viste de forma seria y de negro. Me equivoqué, obviamente.


Nicole Kidman de luto en Stoker


¿Que habrían pensado de Daphne Guinnes 
en el funeral de Alexander McQueen? 






Lo curioso, es que después de ver como soy observado al entrar en un vagón de metro, luego al salir a la calle y llegando ya a mi casa, veo a dos niñas como de 10 años, paradas en la acera y una de ellas que me mira fascinada, le da un meneo a la otra, para llamar su atención, mientras sin apartar sus ojos de mí, le dice: "¡Mira! ¡Qué mono!". Yo le sonreí, turbado, agradecido y sonrojado y ella siguió mirándome mientras me alejaba, con una gran sonrisa en su cara. Por supuesto, me alegró el día esa niña. ¡Una criatura que es capaz de apreciar algo digno de halagar! Entré en casa gritando: "Una niña mirándome ha dicho: ¡Qué mono!". Oliver estudiándome de arriba a abajo, sonrió.

También me alegra ir por la calle y ver los anuncios publicitarios de CHANEL, con una preciosa y sonriente Lily-Rose Depp.




Es algo que ya hizo su madre, Vanessa Paradis, hace años y fotografiada por el genial Jean Paul Goude.





Me alegra mucho también, saber que se estrena la segunda parte de John Wick.


Hasta el cartel me parece genial
por lo gráfico que es, en relación a la historia


No me vuelve loco el cine de acción y tiros, precisamente, salvo cuando tiene un guión interesante y el de la primera parte de John Wick, me encantó entonces, debido a Keanu y la historia que cuenta. Me entusiasma cuando los malos reciben su merecido y en esta película, todos son malísimos. Esta segunda parte, por lo que he visto en el trailer, también promete.




Descubro, no recuerdo donde, que Bernie Wrightson murió hace unos meses. Él era uno de los más importantes ilustradores de las últimas décadas y que yo más admiraba. Su talento y estilo eran inconfundibles y poseía la cualidad de que una vez vistas unas muestras de su trabajo, recordabas a su autor para siempre. Su enorme talento ha sido una gran inspiración y disfrute, para mucha gente admiradora del arte de la ilustración. Muy triste su desaparición. Dejo aquí, unas muestras de su obra para Frankenstein, una de mis novelas favoritas. Esta edición, ilustrada por él, una de las joyas que yo guardo en mis estanterías.









¿Y qué me dicen ustedes del tema del nefasto aceite de palma? (Sí, ya sé que nunca se sabe por donde voy a salir). Tan nocivo para la salud, debido a sus grasas saturadas y criminal además por la gran deforestación que las plantaciones de palma causan en lugares como Indonesia, donde por ello, corren gran peligro animales como tigres y orangutanes, pero se sigue utilizando y continuamos ingiriéndolo, ¿Estamos locos? Lo lógico, sensato y natural, sería prohibirlo, pero las autoridades ya sabemos que no siempre actúan con lógica y sensatez.




El otro día tenía hambre y me comí una palmera de chocolate, que ya es sabido que son un placer para mí. No todo son orgasmos en esta vida. Pues bien, resulta que mientras gozaba masticando la palmera, leo que entre sus ingredientes, contiene aceite de palma. Se me atragantó la jodida palmera. Un rato después, aún con algo de hambre, debido a la ansiedad que padezco, supongo, decido comer un par de onzas de chocolate y me da también, por leer la etiqueta. Los humanos somos masoquistas, eso está claro. ¿O solo lo soy yo? Por supuesto, el aceite de palma estaba también incluido en ese delicioso chocolate. Me enfadé, primero conmigo mismo, por no leer las etiquetas en el hyper y luego con los fabricantes. Más tarde, mi hermano y yo decidimos ver una película y yo corro a la cocina a meter un paquete de palomitas en el microondas. Mientras explotaban en su interior y llevado por dicho masoquismo, junto a la curiosidad, leo la etiqueta también y ya saben ustedes lo que incluía. Caminé por el pasillo con el gran vaso de plástico rebosante de palomitas calientes, indignado e insultando a diestro y siniestro. Y a las madres de diestro y siniestro, también.



Yo creo que no es tan difícil hacer lo correcto en esta vida. Pero ya sabemos que la codicia e intereses de los que más ganan no tiene límites. Lo pagamos lo demás. Tendré que ir a la compra con una lupa atada al cuello, a partir de ahora. O un monóculo, que resulta mucho más elegante.

Nunca me cansaré de poner aquí esta foto.
Bueno, podré otra para variar



El hombre es el estúpido responsable de que se extingan muchas especies de animales. Leo que se pretende conseguir que el extinguido hace mucho tiempo tigre de Tasmania, vuelva a existir.



Por supuesto, se alzan las voces en contra, alegando que el hombre trata de jugar a ser Dios. Lo curioso, es que nadie dice que el hombre juega a ser Dios, cuando se encarga de dichas extinciones. Yo es que ya no trato de razonar con el tema de Dios.




Según eso, Dios, o más bien Noé, es el responsable de la extinción de los unicornios.

Charles Addams


He visto la película de Tarzán de Alexander Skarsgård.




Me gustan las películas de Tarzán y en esta ponen a caldo, aunque no tanto como merecería, al esclavista y cruel rey Leopoldo de Bélgica. En el cine, como no suele ocurrir en la vida real, al menos los malos acaban pagándolo. No abundan las buenas personas como Tarzán.






Recibo un e-mail de All Out, de esos para firmar. Ya lo han hecho más de un millón de personas. Dice más o menos, que ahora mismo en Chechenia, república rusa, han sido perseguidos y encarcelados de forma ilegal, más de 100 hombres. Muchos han sido torturados y al menos tres, asesinados, por ser gays. Las autoridades quieren eliminar a los hombres gays de Chechenia. Y según la información de Amnistía Internacional, en otra petición, esos cien hombres han desaparecido y parece haber sido ya sido asesinados.




Al mismo tiempo, esas criminales autoridades, niegan que eso esté ocurriendo, alegando que no se puede detener o abusar policialmente de ciertas personas que no existen en Chechenia. No hay gays allí, según ellos, como en el mundo taurino o en el fútbol.

Es vergonzoso e indignante, que perpetren esos actos y que además lo nieguen.

Existen terroríficos testimonios de presos que han logrado escapar. Han sido golpeados, torturados con descargas eléctricas y llevados hasta el borde de la muerte, para que delaten a otros gays.

Estos hombres no pueden volver a sus casas con sus familias, en comunidades homófobas, ya que sus familiares reciben grandes presiones para que maten a sus miembros gays, en nombre de "honor familiar".

En 71 países del mundo, ser gay es un crimen.
En 10 de ellos, ser gay te puede costar la vida.

De hecho, ningún país ofrece igualdad plena de derechos.


¡Pregúntame por qué quieren asesinarme en Rusia!


Además, el Ministerio de Justicia ruso ha prohibido una foto de Putin, su presidente, por considerarla muy ofensiva y ponerle en entredicho o insinuar cosas que no son. Han prohibido que se difunda. Ya lo han hecho, lo de prohibir una imagen, con más de cuatrocientas fotos. ¡400 fotos ilegales! Eso es algo que ocurre en un país con un régimen fascista. Una vergüenza, en pleno siglo XXI. Yo no sé exactamente cual es esa foto, pero pondré unas que he encontrado y seguro que se encuentra entre ellas.










No se puede ofender a Putin, pero mientras se actúa a diario de manera fascista contra parte de los ciudadanos.








Este mundo es un disparate demencial, lleno de gente despreciable que jode la vida a los demás. Cuando no es cometiendo un atentado terrorista conduciendo un camión y llevándose por delante a quien desafortunadamente se encuentra en el lugar, es jodiendo a los que no les gusta con quien joden.




Y un año más, se está repitiendo la misma cruel historia.



Y espero que tu sensibilidad quede herida.




¿Estamos o no estamos locos?
¿Somos o no somos salvajes?


Para terminar con mejor sabor de boca, he descubierto una foto de Pierre et Gilles que desconocía y con Dita como modelo. Me gustan tanto los tres, que no puedo evitar publicarla. En un mundo lleno de actos y cosas tan feas, agradezco muchísimo una preciosa foto con una preciosa modelo.



¡Ah! Casi olvido poner una muestra del álbum de Disclosure. En este tema canta Sam Smith. Suban el volumen y bailen, por favor. Es mejor la vida cuando se baila. Y también dicen que cuando bailamos, somos una mejor versión de nosotros mismos. Es verdad. Miren si nó, a Tom Hiddlestone.




¡Bailemos, por muy jodidos que estemos!

(Pon antes en pausa el reproductor de música del blog. Gracias).

Galgo lover

Galgo lover

CD QUE ESCUCHO ESTOS DÍAS:

CD QUE ESCUCHO ESTOS DÍAS:
¡Me encanta! ¡Me encanta ¡ME ENCANTA! Preciosos temas satandards, maravillosamente producidos. Su voz y estilo parecen los de una jovencisíma Etta James. No me extraña que fuera el cantante favorito de Billie Holiday.

ANTES:

ANTES:
Aunque después de una primera escucha, parece que ninguna de las canciones de este CD es memorable, si son en su totalidad, muy, muy agradables de escuchar. Relajadas, intimas, románticas e incluso tristes. Y muy bien producidas. Para una noche relajada y una copa de vino.

ANTES:

ANTES:
¡Genial! Otro gran descubrimiento. Mejor cantante que otros famosos crooners y muy bien producido. Es un placer escuchar sus versiones, como "I've Grown Accustomed to Her Face". Me ha encantado.

ANTES:

ANTES:
Preciosas canciones, como The "Lipstick On His Collar", de sonido oldie, con buenos e incluso buenísímos arreglos. Cuanto más lo escuchas, más te gusta.

ANTES:

ANTES:
¡Magnifica! Una de las mejores y acompañada por una orquesta fantástica. Los arreglos de cuerdas de "Paradise" deberían haber sonado así, en ese lugar. Pero la versión movida de "What'll I do", me ha horrorizado, siendo una canción tan triste y siempre versionada como balada.

ANTES:

ANTES:
Mi Robbie Williams favorito, cantando standards como el crooner más experimentado. Y con sentido del humor, como en alguno de sus propios temas. Muy disfrutable. Epecialmente, Puttin' On The Ritz, Minnie The Moocher y otras varias.

ANTES:

ANTES:
Hacía décadas que lo escuché por primera vez. Sigue siendo, casi en su totalidad, fantástico y memorable. Y esta edición facsimil es una joya, calcada del vinilo original. Como deberían editarse todos los CD's.

ANTES:

ANTES:
No me vuelve loco la música demasiado electrónica, pero me ha gustado mucho como suenan algunas canciones de este disco.

ANTES:

ANTES:
Este es un CD, que no se por que razón, siempre he ignorado y me ha gustado mucho, especialmente cuatro o cinco canciones.

ANTES:

ANTES:
Una de las mejores voces de los 80, en un disco con temas sensibles y muy agradables de escuchar.

ANTES:

ANTES:
Me vuelve loco "Get Lost" y por eso lo compré. Hay momentos en que Beth Ditto parece La Ciccone, pero con mejor oído :) como en "Get a Job". En general, me ha gustado mucho.

ANTES:

ANTES:
No es solo música maravillosa de otra época, incluso parece música maravillosa de otro mundo más avanzado que el nuestro, lo cual da que pensar.

ANTES:

ANTES:
¡Nostalgia de los 80! "Americanos" es una de mis canciones favoritas de esos años :)

ANTES:

ANTES:
Una versión masculina y para jóvenes de los 50, de Julie London. Es fácil imaginar el efecto que sus canciones y su voz, causaría en los que le escuchaban. Más sensual que muchas obviedades de hoy en día.

ANTES:

ANTES:
Hacía mil años que no escuchaba a la Pasadena Roof Orchestra y me entusiasma tanto como entonces.

ANTES:

ANTES:
¡Genial! ¡GENIAL! ¡¡¡GENIAL!!! Genial cantante. Otro feliz descubrimiento.

ANTES:

ANTES:
Un gran descubrimiento. Cuanto más lo escuchas, más te gusta.

ANTES:

ANTES:
Temas tan conocidos y escuchados que ahora suenan de forma diferente, pero genial.

ANTES:

ANTES:
Maravillosas versiones al mejor estilo clásico, como deben sonar. Y buenísimos arreglos.

ANTES:

ANTES:
Un genial descubrimiento. Lo mejor de los 70 y 80, en un gran CD y fantástico cantante.

ANTES:

ANTES:
Aún mejor que el anterior. Muy disfrutable. Mejor que la inmensa mayoría del pop actual.

ANTES:

ANTES:
Fantásticas versiones. Además de actor y bailarin, Chakiris es un fantástico cantante. Un placer escucharle.

ANTES:

ANTES:
Perfectamente producido e interpretado. Cuanto más lo escucho, más me gusta. Y algo poco común, es que el CD extra, está a la altura también.

ANTES:

ANTES:
¡Fantástica! Algunas canciones parecen parte de la banda sonora de una película de John Waters. Otras de un espectáculo de burlesque.

ANTES:

ANTES:
Siempre me ha gustado más que Sinatra. Muchos me han gustado más que Sinatra.

ANTES:

ANTES:
Tremendamente sensual y un placer de escuchar, aunque las versiones que hace de canciones de Marilyn, no consiguen mejorarla, lo cual no es raro.

ANTES:

ANTES:
Sí, Norman Bates canta. Y te gustará, como a mí, si te gusta Chet Baker

ANTES:

ANTES:
Bastante oscuro e incluso depresivo (lo cual, en música, no es negativo), pero merece mucho la pena, en especial, entre otras, "Glory Box".

ANTES:

ANTES:
Una joya. Especialmente Audrey cantando Moonriver.

ANTES:

ANTES:
Lo más plácido y agradable desde Julie London. ¡No te cansas!

ANTES:

ANTES:
19 temas clásicos, orquesta de Gordon Jenkins y Nilsson. Un relajante placer.

ANTES:

ANTES:
Me gustan mucho en los momentos álgidos, cuando estallan la orquesta y sus voces. Pero no entiendo que cambien el idioma de canciones tan famosas.

ANTES:

ANTES:
Bebe Neuwirth y Nathan Lane juntos, un gran placer. Y está lleno de grandes canciones.

ANTES:

ANTES:
Muy triste de escuchar, por obvias razones.

ANTES:

ANTES:
¡Impresionante voz!

ANTES:

ANTES:
¡Fantástica! me encantan unas cuantas versiones que parecen estar hechas para un espectáculo de burlesque.

ANTES:

ANTES:
Repleto de joyas. Mr. Bennett acompañado de Winehouse, Gaga,Lang, Bubblé...

ANTES:

ANTES:
Su primera grabación en vivo. Imprescindible y genial.

ANTES:

ANTES:
SPECTACULAR! SPECTACULAR! Especialmente los temas producidos por BLAM, Abrahams, Armstrong y DeVries.

ANTES:

ANTES:
Muy, muy agradable y eso es dcir poco.

ANTES:

ANTES:
Muy disfrutable. En especial "Où est ma tête?". Una canción que empieza diciendo: "He perdido la cabeza en la Rue Saint Honoré" te tiene que gustar a la fuerza .

ANTES:

ANTES:
Preciosas versiones y una virtuosa al piano.

ANTES:

ANTES:
Muy disfrutable. Especialmente, "Lonley Avenue" que es una joya.

ANTES:

ANTES:
¡Genial!

ANTES:

ANTES:
Sus últimas grabaciones de estudio. Algunas, joyas.

ANTES:

ANTES:
Desde hace años, mi disco favorito. No me canso de escucharlo. ¿Hace falta decir más?

ANTES:

ANTES:
Un placer con mucho encanto.

ANTES:

ANTES:
¡Unica!

ANTES:

ANTES:
Se te van solos los pies. ¡Muy disfrutable!

ANTES:

ANTES:
¡Tanto Lady GAGA! ¡Tanto Lady GAGA!

ANTES:

ANTES:
¡Es Judy! ¿Hace falta decir más?

ANTES:

ANTES:
Un placer exquisito.

Antes:

Antes:
¡Genial y sorprendente!

Antes:

Antes:
Otra genial cantante británica.

Antes:

Antes:
¡Genial!

Antes:

Antes:

Antes:

Antes:
Un festín para los oidos.

Antes:

Antes:
Preciosa voz.

Antes:

Antes:
17 temas cantados y producidos de p***a madre!

Antes:

Antes:
Gloria Bendita!

Antes:

Antes:
Lleno de pequeñas joyas.

Antes:

Antes:

Antes:

Antes:
Bessie Smith siempre es un placer para mí.

Antes:

Antes:
Mi época favorita de Aretha!

Antes:

Antes: