"EN ALGUN LUGAR, BAJO LA LLUVIA, SIEMPRE HABRA UN PERRO ABANDONADO QUE ME IMPEDIRA SER FELIZ" Jean Anouilh

miércoles, 21 de octubre de 2015

Valentino sigue creciendo. ¡Y dando guerra sin cesar!




Convivir con un cachorrillo, es una experiencia única. Para bien o para mal, es inolvidable. Le amas, tienes que amarle, para sobrellevar las trastadas, como lo harías con un hijo pequeño. No soporto a esa gente que adoptan o compran un cachorro y cuando se hartan de pises, de objetos de la casa mordidos y demás cosas lógicas en un cachorro que está descubriendo el mundo, deciden abandonar y deshacerse de la criatura. Son irresponsables, innobles y carecen de corazón, sensibilidad y sentido común. Hay que sufrirlo, como quien sufre un sarampión. Además, todo ello, lo supuesto negativo que conlleva, compensa enormemente. Al menos a quienes les amamos y sobrellevamos su evolución hacia un perro sensato y maduro.




Mi preciosa postal de la cebra, que pensaba cada día, 
poner en un marco, fue arrojada al suelo por una corriente de aire, 
desde un estante de la librería y descubierta por Valentino.



Hacía como quince minutos que había llegado a casa con este libro 
recién comprado mientras paseaba con las tres criaturas por mi barrio.
Puede que Valentino sea un crítico literario.
¡Menos mal que solo me costó 3€!

Por supuesto, dentro de un tiempo, miraré la esquina mordida 
de este libro, con mucho cariño. Como esa postal de la cebra, 
que naturalmente, no he tirado.




Mi Valentino, el galguito que adopté hace poco, rescatado de una bolsa en un contenedor de basura, con solo dos días de vida, junto a sus hermanos, es cabezota, caprichoso, hasta pesado, en muchos momentos, pero también adorable. Y precioso. También, a sus solo 4 meses y medio de vida (y sus casi 18 kilos de peso), me he dado cuenta de que es muy noble. Todo compensa. Los puntos negativos, que desaparecerán con el tiempo, dejarán paso a su verdadera maravillosa naturaleza, cuando se haga adulto. 










Criar a un cachorro y en especial de galgo, que todo el mundo me dice que son difíciles, a pesar de ser tan fácil de convivir con ellos al crecer y madurar, es complicado, absorbente, pero también compensa, pues como decía, es una experiencia única. Cada día, Valentino está profundamente dormido al levantarme yo y mientras desayuno y me ducho, pero al salir del baño y tratar de vestirme, todo se complica al estar él, más que despierto, todo es saltar sobre mí y aegrarse como si no me viera desde hace días. Y tratar de vestirme, es un odisea diaria. Te arranca un calcetín de las manos, dejándote con el pie desnudo y rígido en el aire, después, tirará del calzoncillo hacia abajo, mientras tú tiras de él hacia arriba y aprietas y cruzas los muslos, mientras juega y se alborota, para no recibir un descuidado mordisquillo en los genitales, si te descuidas. Es un no parar de atenciones, las que te dedica. Solo cuando duerme como lo que es, un cachorro de galgo, te relajas un rato. Y le miras con cara de padre embelesado y te controlas para no llenarle de besos y hacer que se despierte y vuelva la excitación al ahora tranquilo hogar.





Hay un mes de diferencia, entre esta foto y la inferior.
Se aprecia que ocupa más espacio en la butaca
y además tiene más altura.




Muchas veces, no pudiendo aguantar más el agobio, de un cachorro loco, Margarito me pide que le encierre en una habitación. No a Valentino, si no a él mismo y se queda ahí, en paz, hasta que decide que quiere salir y me llama con pequeños ladridos.






Valentino, el cabrón, ya ha aprendido a abrir el cubo de la basura, con el peligro que ello conlleva, es decir, diarreas. Pronto, no me extrañaría nada, aprenderá a abrir el frigorífico y a manejar un abrelatas, con lo cual, nosotros moriremos de inanición, mientras él, se atiborrará la barriga con deliciosas viandas...





El siguiente texto, está copiado de mi facebook y así se lo conté a los amigos. Lo mejor, una vez pasado el susto, es que la gente se alegre y te digan, además, que se han reído mucho.

ÚLTIMA HAZAÑA DE MI VALENTINO. Y van ya...!

Pues resulta que como se puede esperar de un cachorrillo cabroncillo, Valentino ha agarrado un calcetín sucio y ha salido corriendo por el pasillo, con él en la boca, cuando le he seguido gritándole, para que lo soltara, se ha parado en el hall, pero el calcetín ya no estaba... Se lo había tragado antes de lo que tardas en decir "testículos". Alarmado he empezado a repetir sin parar: "¡Se lo ha tragado!", "¡Se lo ha tragado!". Mi hermano, al ser informado, se ha alarmado aún más que yo y cuando ya casi me disponía a salir corriendo para el veterinario, Oliver le ha llamado, para ver si había una solución rápida. Y le cuenta que coja una jeringuilla y le hagamos tragar una dosis de 5 miligramos, por cada cinco kilos de peso, de agua oxigenada. Nos hemos quedao muertos! Le hemos dado cuatro dosis, pues pesa ya casi 18 kilos, aunque no ha cumplido aún los cinco meses. A los pocos segundos de terminar de meterle jeringuillazos de agua oxigenada por la boca, el pobre se ha puesto literalmente, a potar y ha echado el calcetín (con gran regocijo, por nuestra parte), rebozado en pienso y hierbas del patio a medio digerir, siento ser tan gráfico. Y doy gracias a que fuera un calcetín muy fino y tobillero de verano, pues si hubiera sido uno de lana de escalar el Everest en los años 20, no se que habría pasado. El caso, es que ha seguido vomitando varias veces más, para, supongo, expulsar toda el agua oxigenada y lo ha hecho en el pasillo, en la alfombra del hall, en la de la habitación, en la colcha de la cama, en la manta de Lolita de mi cama... Mientra una galga Lolita y un mesticillo Margarito, me seguían por toda la casa, alarmados, mientras yo corría con metros de papel de cocina, fregona, alfombras, colcha... Ha sido todo desesperación, después de la alegría de recuperar ese calcetín (no por el calcetín, por supuesto) y lavado de alfombras y demás... Aún no ha cenado, pues el vet me advirtió de no hacerlo hasta dos horas después de que se produjera la calma, pero duerme feliz, el cabrón. Si no fuera por lo que se le quiere...!







Valentino celebrando que Lolita le preste atención y juegue con él.




Pero cada noche te reconcilias con él, del agotamiento diario, cuando se pega a ti en la cama, poniendo su cara junto a la tuya y se duerme así, como un bebé, necesitado de compañía, amor y seguridad. Es el mejor momento del día. Hace que te duermas besandole, abrazándole y con una sonrisa en la cara. Sintiendo su cuerpecillo caliente y su plácida respiración. Además, por supuesto, también tengo a Lolita pegada a mí y al pequeño Margarito, que busca el ángulo del hueco de mis piernas, para acomodarse y comenzar a roncar muy bajito, a los pocos momentos. Y cada noche, me pregunto como hacen para dormir todas esas personas que duermen solas, sin una criatura a su lado. Por no hablar de la ayuda, fregando los platos sucios.






11 comentarios:

  1. Juventud, divino tesoro

    Ya casi no recuerdo la mía, pero disfrutó con ver los que ahora empiezan su andadura por la vida

    Que felices y plenos se ven

    Me alegro enormemente

    Saludos

    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Pedro, criara un cachorrillo, con todo lo que conlleva, es una experiencia única y muy diferente a cuando llegan a casa ya adultos. Están descubriendo el mundo y aprendiendo muchas cosas, o eso intento yo.

      Es muy fácil quererle, pues es uy bueno, a pesar de las trastadas, noble, muy cariñoso y además hermoso.

      Muchas gracias por alegrarte.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Me he emocionado mucho mucho y además he sonreido por igual leyendo tu relato sobre las trastadas de Valentino... todo ternura y amor aunque te den ganas de tirarle de las orejas cuando hace travesuras. Para mí es impagable el momento en que se duermen y ponen su cabecita sobre nosotros, yo lloro mucho cuando miro a mi chihuahua Sabrina, deseando en silencio que no se marche nunca de mi lado. Un beso enorme para tí y toda tu familia perruna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que publiqué esto, Valentino ha continuado con sus trastadas y parece como si nunca llegará a tener juicio y calma :-) Es verdad que en el momento en que se duerme y más aún, cuando lo hace sobre ti, olvidas las travesuras y es digno de adorar., No pienses en que un día Sabrina se irá, disfruta de su compañía diaria y por muchos años, sin pensar en el futuro, que ya se que la cosa no es fácil, especialmente cuando ya son mayores (como Lolita) y además están enfermos (como le ocurrió a Tallulah. En esos casos, ellos no sufrirán, solo nosotros somos los que nos quedamos con el dolor y su recuerdo.

      Besos y gracias para ti!

      Eliminar
  3. Yo tengo una amiga que siempre ha vivido con gatos y decía adorarlos, y una vez me dijo que al irse de vacaciones, al volver uno de los gatos había roto algunas cosas y se había meado por echarla de menos cuando los gatos son totalmente independientes (joder qué poco conoce a los gatos si tanto a vivido con ellos), así que... ¡¡¡tuvo que darlo!!! Sin palabras. Mis gatos, y ya voy a dejar de entrecomillar el mi como siempre solía hacer porque no lo utilizo como pronombre posesivo sino como pronombre relacional, son mis hijos. ¡¡¡Cómo me voy a deshacer de mi hijo porque lo haya dejado solo al irme de vacaciones y lo haya pasado mal!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente, tu amiga no quiere a su gato. Cuando Dimitri era cachorro, un día nos peló el sofá. Arrancó el tapizado. Después del shock, decidí que por supuesto, valía más él que ese viejo sofá. Una vez que cada una de estas criaturas entra en tu casa, ya es un miembro de tu familia y como tú dices, es tu hijo.

      Eliminar
  4. Valentino sólo está comprobando que las tuberías no se atasquen con restos de comida.
    Besis a todos, ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto! ¡Es muy considerado con lo problemas domésticos! :-)

      Gracias.

      Besos.

      Eliminar
  5. ¡Cómo me reconozco en estas aventuras! Afortunadamente he "sufrido" varias infancias galgunas de cachorros encontrados en el campo. Un placer cuando , por fin ,se duerme la criatura.. Despierto te vuelven loco, eso sí. Es una experiencia maravillosa.Me alegro de que lo estés disfrutando.Un Abrazo. Eduardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respiro aliviado, cuando me decís que es lo normal en un cachorro de galgo. Los que han pasado por la experiencia, me dicen que todos ellos están locos a esta edad. Yo pensé que solo era Valentino. Es un consuelo. Solo espero que crezca y madure pronto, aunque aún, me temo, faltarán muchos meses para ello y yo no se si sobreviviré!

      Muchas gracias, Eduardo.

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Y lo del calcetín, no ha sido la última catástrofe que ha perpetrado...! Ya lo contaré! No se como sigue vivo!

      Eliminar

Galgo lover

Galgo lover

CD QUE ESCUCHO ESTOS DÍAS:

CD QUE ESCUCHO ESTOS DÍAS:
¡Me encanta! ¡Me encanta ¡ME ENCANTA! Preciosos temas satandards, maravillosamente producidos. Su voz y estilo parecen los de una jovencisíma Etta James. No me extraña que fuera el cantante favorito de Billie Holiday.

ANTES:

ANTES:
Aunque después de una primera escucha, parece que ninguna de las canciones de este CD es memorable, si son en su totalidad, muy, muy agradables de escuchar. Relajadas, intimas, románticas e incluso tristes. Y muy bien producidas. Para una noche relajada y una copa de vino.

ANTES:

ANTES:
¡Genial! Otro gran descubrimiento. Mejor cantante que otros famosos crooners y muy bien producido. Es un placer escuchar sus versiones, como "I've Grown Accustomed to Her Face". Me ha encantado.

ANTES:

ANTES:
Preciosas canciones, como The "Lipstick On His Collar", de sonido oldie, con buenos e incluso buenísímos arreglos. Cuanto más lo escuchas, más te gusta.

ANTES:

ANTES:
¡Magnifica! Una de las mejores y acompañada por una orquesta fantástica. Los arreglos de cuerdas de "Paradise" deberían haber sonado así, en ese lugar. Pero la versión movida de "What'll I do", me ha horrorizado, siendo una canción tan triste y siempre versionada como balada.

ANTES:

ANTES:
Mi Robbie Williams favorito, cantando standards como el crooner más experimentado. Y con sentido del humor, como en alguno de sus propios temas. Muy disfrutable. Epecialmente, Puttin' On The Ritz, Minnie The Moocher y otras varias.

ANTES:

ANTES:
Hacía décadas que lo escuché por primera vez. Sigue siendo, casi en su totalidad, fantástico y memorable. Y esta edición facsimil es una joya, calcada del vinilo original. Como deberían editarse todos los CD's.

ANTES:

ANTES:
No me vuelve loco la música demasiado electrónica, pero me ha gustado mucho como suenan algunas canciones de este disco.

ANTES:

ANTES:
Este es un CD, que no se por que razón, siempre he ignorado y me ha gustado mucho, especialmente cuatro o cinco canciones.

ANTES:

ANTES:
Una de las mejores voces de los 80, en un disco con temas sensibles y muy agradables de escuchar.

ANTES:

ANTES:
Me vuelve loco "Get Lost" y por eso lo compré. Hay momentos en que Beth Ditto parece La Ciccone, pero con mejor oído :) como en "Get a Job". En general, me ha gustado mucho.

ANTES:

ANTES:
No es solo música maravillosa de otra época, incluso parece música maravillosa de otro mundo más avanzado que el nuestro, lo cual da que pensar.

ANTES:

ANTES:
¡Nostalgia de los 80! "Americanos" es una de mis canciones favoritas de esos años :)

ANTES:

ANTES:
Una versión masculina y para jóvenes de los 50, de Julie London. Es fácil imaginar el efecto que sus canciones y su voz, causaría en los que le escuchaban. Más sensual que muchas obviedades de hoy en día.

ANTES:

ANTES:
Hacía mil años que no escuchaba a la Pasadena Roof Orchestra y me entusiasma tanto como entonces.

ANTES:

ANTES:
¡Genial! ¡GENIAL! ¡¡¡GENIAL!!! Genial cantante. Otro feliz descubrimiento.

ANTES:

ANTES:
Un gran descubrimiento. Cuanto más lo escuchas, más te gusta.

ANTES:

ANTES:
Temas tan conocidos y escuchados que ahora suenan de forma diferente, pero genial.

ANTES:

ANTES:
Maravillosas versiones al mejor estilo clásico, como deben sonar. Y buenísimos arreglos.

ANTES:

ANTES:
Un genial descubrimiento. Lo mejor de los 70 y 80, en un gran CD y fantástico cantante.

ANTES:

ANTES:
Aún mejor que el anterior. Muy disfrutable. Mejor que la inmensa mayoría del pop actual.

ANTES:

ANTES:
Fantásticas versiones. Además de actor y bailarin, Chakiris es un fantástico cantante. Un placer escucharle.

ANTES:

ANTES:
Perfectamente producido e interpretado. Cuanto más lo escucho, más me gusta. Y algo poco común, es que el CD extra, está a la altura también.

ANTES:

ANTES:
¡Fantástica! Algunas canciones parecen parte de la banda sonora de una película de John Waters. Otras de un espectáculo de burlesque.

ANTES:

ANTES:
Siempre me ha gustado más que Sinatra. Muchos me han gustado más que Sinatra.

ANTES:

ANTES:
Tremendamente sensual y un placer de escuchar, aunque las versiones que hace de canciones de Marilyn, no consiguen mejorarla, lo cual no es raro.

ANTES:

ANTES:
Sí, Norman Bates canta. Y te gustará, como a mí, si te gusta Chet Baker

ANTES:

ANTES:
Bastante oscuro e incluso depresivo (lo cual, en música, no es negativo), pero merece mucho la pena, en especial, entre otras, "Glory Box".

ANTES:

ANTES:
Una joya. Especialmente Audrey cantando Moonriver.

ANTES:

ANTES:
Lo más plácido y agradable desde Julie London. ¡No te cansas!

ANTES:

ANTES:
19 temas clásicos, orquesta de Gordon Jenkins y Nilsson. Un relajante placer.

ANTES:

ANTES:
Me gustan mucho en los momentos álgidos, cuando estallan la orquesta y sus voces. Pero no entiendo que cambien el idioma de canciones tan famosas.

ANTES:

ANTES:
Bebe Neuwirth y Nathan Lane juntos, un gran placer. Y está lleno de grandes canciones.

ANTES:

ANTES:
Muy triste de escuchar, por obvias razones.

ANTES:

ANTES:
¡Impresionante voz!

ANTES:

ANTES:
¡Fantástica! me encantan unas cuantas versiones que parecen estar hechas para un espectáculo de burlesque.

ANTES:

ANTES:
Repleto de joyas. Mr. Bennett acompañado de Winehouse, Gaga,Lang, Bubblé...

ANTES:

ANTES:
Su primera grabación en vivo. Imprescindible y genial.

ANTES:

ANTES:
SPECTACULAR! SPECTACULAR! Especialmente los temas producidos por BLAM, Abrahams, Armstrong y DeVries.

ANTES:

ANTES:
Muy, muy agradable y eso es dcir poco.

ANTES:

ANTES:
Muy disfrutable. En especial "Où est ma tête?". Una canción que empieza diciendo: "He perdido la cabeza en la Rue Saint Honoré" te tiene que gustar a la fuerza .

ANTES:

ANTES:
Preciosas versiones y una virtuosa al piano.

ANTES:

ANTES:
Muy disfrutable. Especialmente, "Lonley Avenue" que es una joya.

ANTES:

ANTES:
¡Genial!

ANTES:

ANTES:
Sus últimas grabaciones de estudio. Algunas, joyas.

ANTES:

ANTES:
Desde hace años, mi disco favorito. No me canso de escucharlo. ¿Hace falta decir más?

ANTES:

ANTES:
Un placer con mucho encanto.

ANTES:

ANTES:
¡Unica!

ANTES:

ANTES:
Se te van solos los pies. ¡Muy disfrutable!

ANTES:

ANTES:
¡Tanto Lady GAGA! ¡Tanto Lady GAGA!

ANTES:

ANTES:
¡Es Judy! ¿Hace falta decir más?

ANTES:

ANTES:
Un placer exquisito.

Antes:

Antes:
¡Genial y sorprendente!

Antes:

Antes:
Otra genial cantante británica.

Antes:

Antes:
¡Genial!

Antes:

Antes:

Antes:

Antes:
Un festín para los oidos.

Antes:

Antes:
Preciosa voz.

Antes:

Antes:
17 temas cantados y producidos de p***a madre!

Antes:

Antes:
Gloria Bendita!

Antes:

Antes:
Lleno de pequeñas joyas.

Antes:

Antes:

Antes:

Antes:
Bessie Smith siempre es un placer para mí.

Antes:

Antes:
Mi época favorita de Aretha!

Antes:

Antes: